Estreno de Jota, de Carlos Saura

El pasado 13 de septiembre tuvo lugar durante el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) el estreno mundial de la película “Jota, de Saura”. En esta película el director oscense Carlos Saura explora la actualidad de la Jota a la vez que plantea un diálogo entre los artistas actuales y los artistas del pasado.

El pasado 13 de septiembre tuvo lugar durante el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) el estreno mundial de la película “Jota, de Saura”. En esta película el director oscense Carlos Saura explora la actualidad de la Jota a la vez que plantea un diálogo entre los artistas actuales y los artistas del pasado.

Aunque indudablemente la carrera de Saura en el cine es extensa y de gran relevancia, hace ya 14 años que inició una nueva vía dentro de su filmografía, y dentro del cine en general, al presentar “Sevillanas” (1992) un trabajo de acercamiento a un baile de raíces populares a medio camino entre el documental y el musical y con exquisito gusto visual.

Esta nueva línea de trabajo, que de alguna forma partía de sus trabajos con “Bodas de Sangre” (1981), “Carmen” (1983) o “El Amor Brujo” (1986), se prolongaría a lo largo del tiempo fundamentalmente con  “Flamenco” (1995), “Tango” (1998) y “Fados” (2007).

Ahora, en este 2016, presenta “Jota, de Saura”, que enlaza directamente con estos trabajos previos, a la vez que recupera una reivindicación desde parte de la cultura aragonesa al retomar bajo ese prisma artístico un baile próximo a su Aragón natal. No obstante, es un autor universal que no duda en trascender territorios y lanzar una mirada panorámica no sobre la jota, sino sobre las jotas.

De hecho tal y como ha señalado el propio autor su intención es hacer una película musical en la que se reúna lo mejor que hay hoy día sobre el tema y crear un documento en el que se entremezclen los artistas de ahora con los artistas ya desaparecidos; la ortodoxia y la heterodoxia; las canciones y ritmos ya clásicos y otros que están por venir, para que el espectador pueda disfrutar de la variadísima paleta de interpretaciones que este ritmo nos propone.

Aunque indudablemente la carrera de Saura en el cine es extensa y de gran relevancia, hace ya 14 años que inició una nueva vía dentro de su filmografía, y dentro del cine en general, al presentar “Sevillanas” (1992) un trabajo de acercamiento a un baile de raíces populares a medio camino entre el documental y el musical y con exquisito gusto visual.

Esta nueva línea de trabajo, que de alguna forma partía de sus trabajos con “Bodas de Sangre” (1981), “Carmen” (1983) o “El Amor Brujo” (1986), se prolongaría a lo largo del tiempo fundamentalmente con  “Flamenco” (1995), “Tango” (1998) y “Fados” (2007).

 

Ahora, en este 2016, presenta “Jota, de Saura”, que enlaza directamente con estos trabajos previos, a la vez que recupera una reivindicación desde parte de la cultura aragonesa al retomar bajo ese prisma artístico un baile próximo a su Aragón natal. No obstante, es un autor universal que no duda en trascender territorios y lanzar una mirada panorámica no sobre la jota, sino sobre las jotas.

De hecho tal y como ha señalado el propio autor su intención es hacer una película musical en la que se reúna lo mejor que hay hoy día sobre el tema y crear un documento en el que se entremezclen los artistas de ahora con los artistas ya desaparecidos; la ortodoxia y la heterodoxia; las canciones y ritmos ya clásicos y otros que están por venir, para que el espectador pueda disfrutar de la variadísima paleta de interpretaciones que este ritmo nos propone.

19 Sep 2016

Localizaciones

Guía de producción

Aragón de Cine

Te podemos ayudar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Entendido Más información.